Medicina alternativa y Esclerosis Múltiple

Dr. Antonio Yusta

Muchos pacientes con esclerosis múltiple se formulan la pregunta de si hay alguna otra alternativa a la medicina “científica tradicional”.  Siempre hay que tener en mente, que la medicina “científica tradicional” es la única en la que los tratamientos han demostrado eficacia en ensayos clínicos, con las garantías para demostrar la efectividad y el mejor perfil riesgo/beneficio. 

Es importante que se tenga un conocimiento sobre que ofrece la medicina alternativa, que en la mayoría de las ocasiones, no ha demostrado su eficacia en la EM y carecen de rigor científico. Sin embargo, según una encuesta realizada en Estados Unidos, la mitad de los pacientes con EM han buscado alguna vez, algún remedio de este tipo para su enfermedad. Esto es en parte debido, a la falta de un tratamiento curativo y, en ocasiones, al difícil control de su evolución y de sus síntomas. 

La llamada terapia alternativa abarca una serie de sustancias, dietas, suplementos alimenticios, ejercicios mentales, físicos y cambios en la forma de vida. Además, si se plantea que es inofensivo, el paciente piensa “que no pasa nada por probarlo”.  Por desgracia se puede perder mucho tiempo si se escoge un camino equivocado. 

Las terapias alternativas provienen también, de muchas disciplinas, estas incluyen la acupuntura, la aromaterapia, la homeopatía, la aromoterapia, la iridología, la reflexología, la medicina macrobiótica, las técnicas de relajación, los masajes, la hipnosis, etc. Se ha evaluado que la medicina alternativa mueve alrededor de 14.000 millones de dólares en Estados Unidos. 

Hay que tener en cuenta los siguientes argumentos:

  • No todas las sustancias que se utilizan en la medicina alternativa son naturales e incluso una sustancia natural puede ser peligrosa  (el gynseng puede aumentar peligrosamente la tensión arterial, por ejemplo).
  • La terapia alternativa puede tener su riesgo. Siempre hay que consultar al neurólogo para evaluar riesgo/beneficio.
  • Hay que tener en cuenta el efecto placebo. Este efecto placebo se ha eliminado en los tratamientos farmacológicos convencionales en los que se ha realizado un ensayo clínico. Si aparece mejoría, puede ser por la propia evolución de la enfermedad, aunque siempre será una muy buena noticia. 
  • Este tipo de medicina nunca debe de sustituir los tratamientos aplicados por el neurólogo, en su caso deben de ser complementarios y siempre supervisados por dicho especialista. 

Las personas que estén considerando utilizar estas terapias alternativas, deberían de responderse a estas preguntas:

  • ¿Qué implica el tratamiento?
  • ¿Cuáles son los riesgos?
  • ¿Ha demostrado alguna eficacia?
  • ¿Cuánto cuesta?

Cuidado con los fraudes, poner demasiada ilusión en un tratamiento no comprobado con falsas expectativas, puede causar frustración y sensación de fracaso. Hay señales de alarma que nos deben de poner sobreaviso de posibles fraudes: 

  • Hay que pagar por adelantado.
  • La “fórmula” es secreta.
  • Los promotores dicen que el tratamiento es curativo.
  • El médico alternativo no quiere trabajar con un neurólogo o con otro médico convencional.
  • La publicidad utiliza testimonios de “enfermos que se han curado” que son identificados con un número o con iniciales. 
  • La venta es solo por Internet.
  • Artículo de prensa que confunde publicidad con noticia.
  • Promoción por teléfono o correo directo.

TERAPIAS ALTERNATIVAS MÁS COMUNES:

  1. Terapia de quelación: un ácido cristalino EDTA se inyecta en la sangre. Es un tratamiento que se utiliza para la intoxicación por metales. No tiene ningún valor ya que no se ha demostrado que la EM se produzca por intoxicación por metales pesados (plomo, mercurio etc..). 
  2. Retirada en empastes dentales: totalmente ineficaz
  3. Tai Chi: es inofensivo y puede mejorar la sensación de bienestar. Puede mejorar el equilibrio, la fatiga y la ansiedad; en personas con EM. 
  4. Suplementos vitamínicos: La falta de vitamina D puede estimular el sistema inmunológico y empeorar el pronóstico de la EM. Se deberán de tomar suplementos de esta vitamina si los niveles en sangre son bajos. Tiene que haber una supervisión de un neurólogo.  Hay que tener una especial vigilancia sobre los niveles de esta vitamina en mujeres, personas con una actividad física disminuida, baja exposición al sol y tratamiento frecuente con corticoides. El resto de las vitaminas se pueden tomar con una dieta equilibrada. 
  5. Minerales: Es difícil de determinar el efecto de los suplementos minerales en pacientes con EM. El selenio (pescados, legumbres, cereales carnes, leche, etc.), tienen poderes antioxidantes.  El calcio es importante para evitar la osteoporosis, sobre todo con la toma frecuente de corticoides. Los suplementos de Zinc pueden agravar la EM por el estímulo que produce sobre el sistema inmune. 
  6. Herboristeria: El Ginko Biloba puede mejorar la función cognitiva en pacientes de edad. No demostrado en la EM. La Echinacea púrpurea (especie de margaritas) puede estimular el sistema inmune y tiene un riesgo teórico de empeorar la EM. La Hierba de San Juan, a algunas personas le mejora la ansiedad y el estado de ánimo. La valeriana puede ser útil como inductora del sueño. El Ginseng puede aumentar la TA y estimular el sistema inmune. Mención especial merecen los arándanos. El zumo de dicho fruto puede tener un efectos bactericida sobre los gérmenes que causan infecciones de orina (frecuentes en mujeres con EM). Se puede utiliza como añadido al tratamiento antibiótico, no sustituyéndolo. 

Aunque hay que tener la mente abierta hay que ser escéptico ante todo tratamiento que no haya demostrado su eficacia bajo la supervisión de ensayos clínicos y debemos de pensar que no todas las terapias de la medicina alternativa son inocuas. 

Dr. Antonio Yusta Izquierdo
 

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Restricted HTML

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.