Nadie me entiende, me siento sol@

Paula Bornachea
Paula Bornachea
Paula Bornachea

La incomprensión es uno de los sentimientos más habituales que tenemos las personas con esclerosis múltiple. En muchas ocasiones, resulta difícil encontrar las palabras más idóneas para explicar cómo te sientes o qué es lo que está ocurriendo por tu cuerpo. En otras, la gente de alrededor no comprenden lo que te sucede ante la invisibilidad de los síntomas, quitando importancia a lo que te está pasando e intentando animarte con frases típicas que lo único que hacen es aumentar ese sentimiento de incomprensión. Porque lo que nos pasa, lo que sentimos, no le pasa a todo el mundo, y aunque no sepamos cómo expresarlo, hay que convivir y seguir con una enfermedad.

Por todo lo descrito, resulta muy habitual encontrarse solo ante una enfermedad y sus particularidades. Muchas veces, no bastan con los ánimos de tus allegados, que con todo su cariño quieren animarte. A veces se necesita entablar conversación y desahogarte con alguien que realmente te entienda, que haya pasado o esté pasando por la misma situación o una parecida. Que alguien te diga que le sucedió lo mismo –o algo similar-, que pasó por los mismos trámites, por las mismas fases, por las mismas emociones, reconforta, y mucho. Encontrar a personas que te hagan sentir así es una de las mejores terapias para seguir hacia delante, aprender y empezar a gestionar la esclerosis múltiple. 

Hace tiempo que me di cuenta que ese acompañamiento tan necesario lo conseguía, hablando con otras personas que tenían esclerosis múltiple, que eran pacientes, al principio tímidamente de forma presencial y después compartiendo mis historias mediante un blog y las redes sociales, conociendo a mucha más gente a través de este medio virtual. 

Así que si estás leyendo esto, y te sientes solo, que sepas que no lo estás, que hay muchas personas que seguramente entiendan perfectamente por lo que estás pasando, porque entre nosotros nos entendemos y apoyamos de una manera única. 

Paula Bornachea