Actividad física y EM

Estilo de vida Artículo

Los expertos coinciden en que estar activo puede ser bueno para ti y tu EM. El ejercicio no solo ayuda a manejar los síntomas como el cansancio, sino que también mejora la función muscular. También puede ser una excelente inyección de ánimo, ya que te aporta una sensación de triunfo y te ayuda a mejorar tu calidad de vida en general. Y lo bueno es que no importa tu estado físico o tu capacidad, hay para todos los gustos. Recuerda hablar con tu médico o enfermero/a antes de probar nuevos ejercicios. 

¿Por qué es importante el ejercicio?

Al igual que una dieta rica en nutrientes, el ejercicio es una excelente manera de mantener el cuerpo en funcionamiento de la mejor forma posible. ¡Incluso también puede ayudar a mantener algunos de los síntomas de la EM bajo control! Habla con tu médico o enfermero/a, ellos pueden ayudarte a diseñar un programa que sea adecuado y seguro para ti. Pero, si necesitas algo más convincente sobre los beneficios de hacer ejercicio, a continuación te mostramos algunos de los aspectos en que el ejercicio puede ayudarte con tu esclerosis múltiple:

  • Mantenerse activo puede mejorar tu salud general. 
  • Te ayuda a mantenerte lo más activo y con movilidad posible. 
  • Te ayuda a manejar los síntomas de la EM. 
  • Reduce el riesgo de padecer una enfermedad cardíaca.
  • Mejora tu fuerza muscular y forma física (esto puede ayudarte con los problemas de movilidad y debilidad)
  • Te ayuda a controlar tu peso, pero es mucho mejor si se combina con una dieta saludable.
  • Mejora tu estado de ánimo.

Recuerda hablar con tu médico o enfermero/a antes de empezar una nueva rutina de ejercicios. 

Consejos para mantenerte activo

Aquí tienes algunas ideas que te ayudarán a mantenerte activo con esclerosis múltiple…

Monta en bicicleta
El ciclismo puede ser una forma suave y relajante de estar activo con EM. Quizás podrías ver si hay alguna ruta recomendada donde vives, o una organización local de ciclismo que haga rutas en grupo. O simplemente podrías utilizar una bicicleta estática en casa o en el gimnasio.

Ve al gimnasio
Hablando de gimnasios, no es necesario que hagas un entrenamiento intenso para disfrutar de sus beneficios. La mayoría ofrecen diversos programas para todo tipo de personas; infórmate de los que hay en tu zona. 

Camina por la naturaleza
Caminar es estupendo para mejorar el estado físico y respirar aire fresco y sano. También puede ser una buena excusa para quedar con un amigo.

Descubre la jardinería
Cuidar del jardín no es solo una excelente forma de mantenerse activo, sino que puedes adaptarlo a lo que crees que puedes hacer, y podrás ver los frutos de tu trabajo cada vez que salgas al jardín. 

Ejercicio en casa
Las videoconsolas son una idea estupenda para tener en el salón y ofrecen juegos de distintos deportes, así podrás ponerte en forma desde la comodidad de tu propia casa. ¿Por qué no pruebas un DVD de ejercicios en casa, o echas un vistazo a un vídeo de yoga en YouTube?; también puedes pedirle a un amigo que se anime a hacerlo contigo. Recuerda, haz solo lo que te haga sentir cómodo y no te esfuerces demasiado. Es aconsejable que hables con tu médico o enfermero/a antes de probar nuevos ejercicios. 

Vida social
Busca en Internet o pregunta en tu asociación de vecinos si hay grupos de Tai chi, yoga, aeróbic acuático, canto, salir a caminar o música en tu zona. Incluso puedes crear tu propio grupo, lo que sería una excelente manera de conocer a más personas que tienen EM. 
Si tienes alguna otra forma estupenda de estar activo, envíanosla y la podremos añadir a nuestra lista.

Comunidad EM

La comunidad de EM no solo es muy activa en Internet, sino que también lo es en la vida real. Saber lo beneficioso que el ejercicio puede ser para tu salud y bienestar general ha hecho que estén ocupados manteniéndose en una excelente forma física. Estas son algunas de las maneras en las que están poniendo su esclerosis múltiple a prueba. 

johan

Johan siempre ha sido un fanático del fitness. De hecho, fue durante los entrenamientos para la maratón más difícil de los Países Bajos cuando le diagnosticaron EM. Pero no ha permitido que le detenga. Habla sobre su increíble camino recorrido hasta ahora, aquí.

paula
Después de su diagnóstico de EM, Paula, descubrió un interés apasionado en todo lo que tiene que ver con la salud y la forma física. Y cuando empezó a ver los resultados positivos, su nueva rutina deportiva se convirtió una parte importante de su día a día. Lo explica con más detalle aquí.

Aspectos a tener en cuenta

Como con cualquier cambio en tu salud y rutina de ejercicios, habla primero con tu médico o enfermero/a ya que ellos pueden personalizar o adaptar el programa a tus necesidades. Esto es especialmente útil si no has hecho ejercicio durante algún tiempo o si estás pensando en aumentar la cantidad que haces. Antes de empezar debes recordar ciertas cosas…

fit
 
No tengas prisa
Es muy tentador esforzarse todo lo posible en cuanto empiezas un ejercicio. Pero hay un argumento muy potente en contra de hacer mucho demasiado pronto. Si trabajas poco a poco para que tus sesiones de entrenamiento sean cada vez más largas y más duras, será más fácil ver dónde están tus límites. 

Calentamiento y enfriamiento
Habitúate a calentar y a preparar tus músculos haciendo estiramientos suaves antes de comenzar. Es la mejor manera para limitar el dolor en los músculos. Y como suele decirse, todo lo que sube tiene que bajar. Entonces, recuerda enfriar los músculos haciendo estiramientos después de hacer ejercicio. 

Mantente fresco 
Para algunas personas, los cambios en la temperatura corporal pueden causar molestias. Así que, si te pasa esto, es conveniente que tengas en cuenta métodos para mantenerte fresco antes de hacer ejercicio. 
Podrías dividir tus ejercicios en secciones más pequeñas con descansos regulares o llevar chalecos refrigerantes y darte baños con agua fría. 
Una de las maneras más sencillas de hacerlo es llevar una bebida fría a mano, y también puede ayudarte a mantenerte hidratado. También puedes hablar con tu médico o enfermero/a sobre otras técnicas de enfriamiento que podrían ayudar a tu EM. 
Puede que cuando haga frío te cueste mantenerte caliente. Si te pasa esto, ponte ropa de abrigo y varias capas o haz algunos ejercicios en casa donde se esté bien y haga calor.
 

Enlaces útiles

¡Conoce EM FORMA! Un espacio donde expertos te dan recomendaciones para llevar una vida más activa con EM. 

EM FORMA