Cómo progresa la EM remitente recurrente (EMRR)

No importa qué tipo de EM tengas, el modo en que progresa puede ser impredecible y totalmente diferente a la experiencia de otra persona. En realidad, algunas personas que tienen EM vivirán con solo síntomas leves tras su diagnóstico, mientras que para otras personas la EM puede ser una enfermedad de progresión rápida. La EM tiene diferentes fases y las personas pueden pasar por algunas de ellas, o por todas. 

Datos generales
  1. Sin tratamiento, las personas que tienen EM pueden pasar por varias fases clave: síndrome radiológicamente aislado (SRA) cuando el daño se muestra en una tomografía del cerebro, pero no hay síntomas, o síndrome clínicamente aislado (SCA) cuando una persona tiene un ataque inicial de síntomas; EM remitente recurrente; y después EM secundaria progresiva.
  2. Los pacientes que reciben tratamiento para la EM tres años después de su aparición son más propensos a tener antes dificultades para caminar, en comparación con los que iniciaron el tratamiento en el plazo de un año.
  3. En las fases iniciales de la EM puede que se estén produciendo daños al cerebro que no tienen por qué causar síntomas evidentes. 
  4. Con el tiempo, este daño puede acumularse y causar síntomas, lo que puede conducir a un empeoramiento de la discapacidad.
Cómo progresa la EMRR con el paso del tiempo

Aunque cada persona es diferente, la EM puede progresar a través de estas fases clave y tipos de EM:

MS categories

Síndrome radiológicamente aislado (SRA): En esta fase, hay cambios en el cerebro que pueden parecer EM, pero no hay síntomas evidentes que indiquen un problema


Síndrome clínicamente aislado (SCA): Has tenido un ataque de síntomas aislado que puede deberse a la EM, pero por ahora no pueden diagnosticarte EM


EM remitente recurrente (EMRR): has tenido otro ataque de síntomas (denominado una recaída) que ayuda a tu médico o enfermera a confirmar un diagnóstico. La EMRR se caracteriza por recaídas (periodos de empeoramiento de los síntomas) seguidas de remisiones (periodos largos de recuperación buena o completa). También puede que oigas a tu médico o enfermero mencionar algo llamado los criterios de McDonald, que puede ayudarles a hacer un diagnóstico después de una única recaída si disponen de información suficiente de tus RM 


EM secundaria progresiva (EMPS): sin el tratamiento adecuado, el 50-60 % de las personas que tienen EMRR desarrollarán EMPS en el plazo de 15 a 20 años después de su diagnóstico de EM. La EMPS se caracteriza por un progresivo deterioro de la función y un aumento de la discapacidad, con o sin periodos de recaída. y remisión
 

Fases iniciales de la EM

Puede ser una buena idea entender qué pasa en el cerebro en las primeras fases de la EM, especialmente cuando estás trabajando con tu médico o enfermero/a para elegir la mejor forma de tratar tu EM. 


Al principio de la enfermedad, el cerebro puede encontrar formas para compensar parcialmente las células nerviosas dañadas usando otras vías para enviar las señales desde las partes dañadas del cerebro a las regiones sin daños. Al hacer esto, se pueden restablecer los mensajes entre tu cerebro y el resto de tu cuerpo. El cerebro también intenta lidiar con la pérdida de células nerviosas reparando la mielina, un proceso conocido como remielinización. Sin embargo, debido a que estos mecanismos de reparación pueden enmascarar síntomas, algunos pacientes pueden no recibir un diagnóstico ni ser tratados en las fases iniciales. 

Acumulación de daños en la esclerosis múltiple

A medida que envejecemos nuestro cerebro empieza a reducir su tamaño de forma muy gradual. Este proceso se llama atrofia cerebral o pérdida de volumen del cerebro (PVC). Es un proceso normal del envejecimiento, sin embargo, este proceso puede ser un poco más rápido en las personas que tienen EM. 


El cuerpo intenta reparar la capa protectora de mielina, que está dañada en la EM. Sin embargo, el proceso de reparación del cuerpo no es perfecto y con el paso del tiempo, no es suficiente para evitar un mayor daño a las células nerviosas. A medida que este daño continúa, el uso de otras vías por parte del cerebro ya no puede compensar durante más tiempo la pérdida de nervios ya que las áreas dañadas son cada vez más grandes. Esto puede dar lugar a la atrofia cerebral. 


A medida que la EM progresa, partes del sistema nervioso central (SNC) pueden empezar a quedarse bloqueadas de manera permanente. En este punto la discapacidad puede continuar empeorando con el paso del tiempo, con o sin recaídas, y entrar en una fase denominada esclerosis múltiple secundaria progresiva (EMPS). 


Sin un tratamiento eficaz, el 50-60 % de las personas que tienen EMRR desarrollarán EMPS en el plazo de 15 a 20 años. 

Enlaces útiles