Tipos de EM

types of MS

A la mayoría de las personas que tienen esclerosis múltiple (aproximadamente el 85 %) se les diagnostica EM remitente recurrente (EMRR), pero hay otros tipos de EM que podrían interesarte. Al 10 % de las personas que tienen EM se les diagnostica un tipo de esclerosis denominado EM primaria progresiva (EMPP). Si la EMRR no se trata el 50-60 % de las personas pueden desarrollar un tipo de esclerosis denominado EM secundaria progresiva (EMPS). A algunas de las personas que tienen EM les dicen que tienen un tipo de esclerosis denominado esclerosis múltiple benigna. 


El tipo de EM que tienes puede afectar a la frecuencia con la que experimentas los síntomas y a cuándo y cómo se desarrolla la discapacidad. También puede afectar a las opciones que tienes para tratar la EM. A continuación puedes ver una descripción general de cada uno de los tres tipos diferentes. 

Datos generales

Echa un vistazo rápido a las diferencias entre los distintos tipos de EM:

EM remitente recurrente (EMRR)

Las personas que tienen EMRR experimentan periodos de síntomas (recaída [Enlace a: definición de recaída en el glosario]) seguidos de periodos en los que los síntomas desaparecen o mejoran (remisión) [Enlace a: definición de remisión en el glosario]). A alrededor del 85 % de las personas que tienen EM se les diagnostica EMRR

 

EM secundaria progresiva (EMPS)

Algunas de las personas que tienen EMRR desarrollan EMPS en la que no experimentan recaídas [Enlace a: definición de recaída en el glosario], pero pueden encontrarse con que su discapacidad empeora gradualmente con el paso del tiempo

EM primaria progresiva (EMPP)

A alrededor del 10 % de las personas se les diagnostica EMRR. Las personas que tienen EMPP no experimentan recaídas [Enlace a: definición de recaída en el glosario], pero su discapacidad sigue empeorando gradualmente con el paso del tiempo.

¿Qué es la EM remitente recurrente (EMRR)?]

Cuando tienes esclerosis múltiple, tu sistema inmunitario ataca por error partes del sistema nervioso central, concretamente la capa (denominada mielina) que hay alrededor de los nervios. 


Sin embargo, sorprendentemente, tu cuerpo es capaz de reparar parte del daño ocasionado a la mielina en un proceso denominado remielinización [Enlace a: definición de remielinización en el glosario]. No obstante, la mielina reparada no es la misma que antes de los daños, por lo que puede que los mensajes no viajen por los nervios tan rápido como lo hacían antes. Echa un vistazo al siguiente diagrama para ver cómo la mielina dañada afecta a las señales que viajan por los nervios: 

types of ms

Este daño es el que provoca los síntomas de la EM que puedes experimentar. Puedes encontrar ejemplos aquí.
Estos periodos de daño pueden derivar en una recaída de los síntomas, a los que siguen periodos de remisión debido al proceso de reparación del cuerpo. Debido a estos periodos de recaídas y remisiones este tipo de esclerosis múltiple se denomina EM remitente recurrente (EMRR). 


Estos síntomas pueden ser reversibles, pero pueden llegar a ser permanentes a medida que la enfermedad progresa. Con el tiempo, los daños pueden acumularse y puede ser demasiado difícil para el cerebro repararlos. Esto puede provocar síntomas permanentes. La EMRR puede progresar a un tipo de esclerosis denominado EM progresiva secundaria (EMPS), especialmente si no se trata. 
 

¿Qué es la EM secundaria progresiva (EMPS)?]

A la mayoría de las personas que tienen EM se les diagnostica EMRR. Algunas personas con este diagnóstico inicial con el paso del tiempo experimentan un menor número de recaídas , pero su discapacidad aumenta de forma gradual. Este tipo de EM, que sigue a una fase inicial de EMRR, se conoce como EM secundaria progresiva (EMPS). 


Las personas con EMPS aún pueden tener una recaída ocasional, pero la mayoría no experimentan recaídas. La discapacidad tiende a aumentar gradualmente en las personas que tienen EMPS. Sin embargo, la velocidad a la que ocurre esto puede variar mucho de una persona a otra. 

¿Qué es la EM primaria progresiva (EMPP)?

Aproximadamente el 10 % de las personas que tienen esclerosis múltiple se les diagnostica una forma en la que la discapacidad aumenta desde el comienzo de su enfermedad. A esta forma se le conoce como EM primaria progresiva (o, con menor frecuencia, EM progresiva crónica). 


Las experiencias de las personas que tienen EMPP pueden variar mucho. Pueden experimentar un aumento continuo de la discapacidad, pero pueden hacerlo a diferentes ritmos. Algunas personas experimentan un empeoramiento de los síntomas más gradual, mientras que otras pueden experimentar que sus síntomas dejan de empeorar durante largos periodos de tiempo. No importa qué tipo de EM tengas ya que puede afectar a tu día a día. Echa un vistazo a nuestra sección Día a día para obtener consejos y asesoramiento aquí.
Hay algunas personas que han experimentado una forma progresiva de EM desde su diagnóstico, pero ocasionalmente también han experimentado una recaída. Este tipo de EM a veces se denomina EM progresiva recurrente. Si tienes EMPP y quieres saber más sobre tus opciones es una buena idea que hables con tu médico o enfermero/a.

Enlaces útiles