Habla y deglución

Problemas del habla

Entre el 40-50 % de las personas que tienen EM experimentan dificultades para hablar en algún momento de su enfermedad. Los problemas del habla pueden ir y venir a lo largo del día y pueden aparecer durante una recaída [Enlace a: definición de recaída en el glosario]. Los cambios en el habla son con frecuencia leves y no impiden que se pueda entender a las personas. 

Los problemas del habla pueden incluir: 

speech

  • Arrastrar palabras o habla más lenta.
  • Una voz más débil y un volumen inferior.
  • Pausas largas entre palabras.
  • Dificultad para encontrar las palabras adecuadas. 

Problemas de deglución

Aproximadamente un tercio de las personas que tienen EM presentan problemas de deglución, denominado a veces disfagia. Los problemas de deglución pueden incluir:

  • Dificultad para masticar.
  • Comida atascada en la garganta.
  • Alimentos o bebida que vuelven a subir a la boca.
  • Sensación de que la comida baja muy lentamente.
  • Toser al comer o después de comer.
  • Exceso de saliva.
Manejo de los problemas del habla

Pueden remitirte a un fisioterapeuta del habla y del lenguaje que intentará saber exactamente cuál es tu problema. La rigidez muscular o los espasmos pueden causar problemas del habla y puede haber tratamientos que puedan ayudarte a manejar estos síntomas. Tu terapeuta te enseñará una serie de ejercicios, que podrían ayudar a trabajar en el fortalecimiento de determinados músculos o la mejora del movimiento de la mandíbula, la lengua o los labios. También podrían ayudarte a encontrar maneras más fáciles de decir las cosas, como usar frases más cortas. 


Te damos algunas ideas que podrían ayudar:

  • Usa la tecnología: intenta subir el volumen de tu teléfono y cuando no te sientas capaz de hablar manda un correo electrónico o un mensaje de texto.
  • No intentes competir con otros ruidos: si tienes que decir algo baja el volumen de la televisión o la radio.
  • Asegúrate de que la persona con la que estás hablando te presta toda la atención. 
  • No te preocupes si tienes que repetir las cosas.
  • Intenta comunicarte cara a cara siempre que puedas, el lenguaje corporal puede ser una gran ayuda.
  • Si no te sale una palabra escribe una nota con lo que estás intentando decir e inténtalo de nuevo más tarde.
  • Darte más tiempo puede ayudarte a encontrar la palabra correcta y puede hacer que sea más fácil para las personas entender lo que estás diciendo.

speech

Manejo de los problemas de deglución

Si tienes problemas de deglución también pueden remitirte a un terapeuta del habla y del lenguaje. Como tragar es un proceso complicado, intentará saber qué parte no está funcionando adecuadamente y te dará algunos consejos que te ayudarán. Algunos ejemplos:

  • Mantener una buena postura mientras comes y durante 30 minutos después comer.
  • Comer en una atmósfera relajada ayudará a que tus músculos trabajen mejor.
  • No te apresures, comer despacio puede ayudarte a que te concentres.
  • Mastica bien.
  • Bebe entre bocados.
  • Evita hablar mientras comes.
  • Come alimentos que tengan una textura adecuada para ti.
Enlaces útiles