Introducción a tipos de tratamiento de la EM

Cada persona con EM experimenta la enfermedad de forma diferente y lo que desea obtener de su tratamiento es probable que sea diferente. Hay muchas cosas que podrías estar considerando incluido el tipo de EM que tienes, los síntomas que experimentas, así como su grado de intensidad y frecuencia. Lo que buscas en un tratamiento también puede verse afectado por tu estilo de vida y tus objetivos personales. Si tus pruebas de RM muestran que la EM sigue dañando el sistema nervioso central (SNC) tu médico o enfermero/a  puede que te sugieran que pruebes otro tratamiento. 

Datos generales

Incluso aunque tus objetivos de tratamiento de la EM reflejarán tus propias experiencias, la mayoría de las personas que tienen EM desean controlar su enfermedad y hacer todo lo que puedan para llevar una vida activa y plena. 


Estos objetivos se pueden dividir en:

  1. Proteger tu futuro: podrías pensar en esto como tu objetivo a largo plazo, ya que el tratamiento probablemente no te haga sentir mejor de inmediato. Pero tratar ahora la enfermedad subyacente de la EM podría proteger a tu cerebro contra el daño en el futuro, reducir las recaídas y ayudarte a mantener tu capacidad durante más tiempo
  2. Manejo de los síntomas: este objetivo implica manejar la EM día a día, o cuando experimentes una recaída. [Enlace a: definición de recaída en el glosario]. El tratamiento de los síntomas no evita un mayor daño ni un cambio en cómo tu EM se desarrollará con el paso del tiempo.
Ralentización del daño que la EM está causando a tu cerebro

Normalmente los objetivos a largo plazo del tratamiento [Enlace a: sección anterior de Datos generales] incluirán intentar detener o ralentizar el empeoramiento de los síntomas de la EM y la discapacidad [Enlace a: definición de SNC en el glosario]. 


Esto se puede hacer de diversas formas:

  • Previniendo las recaídas [Enlace a: definición de recaída en el glosario]
  • Reduciendo la duración de las recaídas [Enlace a: definición de recaída en el glosario]
  • Mejorando la recuperación tras una recaída [Enlace a: definición de recaída en el glosario]
  • Limitando el daño que la EM está causando al sistema nervioso central [Enlace a: definición de sistema nervioso central en el glosario]

Estos objetivos a largo plazo [Enlace a: sección anterior de Datos generales] son particularmente importantes en una fase inicial de la enfermedad, cuando aún es posible evitar daños al sistema nervioso central [Enlace a: definición de SNC en el glosario] y el empeoramiento de la discapacidad. 
 

Manejo de los síntomas

Tú mejor que nadie sabes que los síntomas de la EM pueden tener un gran impacto en tu vida diaria. Por eso es tan importante que estén bien controlados. Existen tratamientos que pueden ayudar a conseguirlo. Pueden incluir tratamientos u otros tipos de terapia. Por ejemplo, pueden utilizarse ciertos tratamientos para ayudar a controlar los problemas de vejiga, y puede utilizarse la fisioterapia para mejorar los problemas de equilibrio. 


Descubre más acerca de las diferentes formas de manejar tus síntomas de la EM aquí [Enlace a la sección “Manejo de los síntomas de la EM”].

Enlaces útiles