Esclerosis Múltiple y sexualidad

Dr. Antonio Yusta

Es muy habitual que muchas personas que sufren una enfermedad crónica padezcan alteraciones sexuales. La esclerosis múltiple (EM), que además va a afectar al sistema nervioso central, va a alterar las relaciones sexuales del 50% de las mujeres y del 70% de los hombres que la padecen. 

No va a ser sorprendente que muchos pacientes con EM comenten falta de deseo sexual. Esta falta también va a ser debida a la fatiga, los espasmos musculares frecuentes, la espasticidad (aumento del tono muscular), las dificultades en el control esfinteriano, la depresión y otros problemas emocionales, etc..

Sin embrago sí que podemos hacer algo para mejorar el funcionamiento sexual en estos pacientes con EM.          

Así la disfunción sexual en la EM pude ser debida a alteraciones neurológicas y psicológicas

ALTERACIONES NEUROLÓGICAS QUE AFECTAN A LA SEXUALIDAD EN LA EM

El deseo sexual se inicia en el cerebro, que envía el mensaje a los órganos sexuales a través de la médula espinal y de los nervios periféricos. Cuando la EM lesiona determinadas áreas del cerebro y/o de la médula espinal, va a dificultar, directa o indirectamente, las relaciones sexuales.

Como resultado directo de la lesión de la mielina en el cerebro y/o la médula espinal se pueden producir los siguientes síntomas:

  1. Falta de deseo sexual
  2. Alteración de la sensibilidad en el área genital (hormigueo, dolor, hipersensibilidad desagradable, etc.. 
  3. Dificultad o incapacidad para mantener la erección
  4. Disminución de la lubricación vaginal
  5. Disminución del tono muscular vaginal
  6. Dificultades para la eyaculación
  7. Dificultad para llegar al orgasmo

Hay otros síntomas que pueden aparecer como consecuencia de los cambios físicos producidos por la EM o por los tratamientos aplicados:

  1. La fatiga puede disminuir o suprimir el deseo sexual
  2. La espasticidad puede interferir y dificultar la posición necesaria para mantener una relación sexual y además causar dolor
  3. Los cambios en la sensibilidad pueden hacer que el contacto físico sea muy desgradable
  4. El dolor 

IMPACTO PSICOLÓGICO DE LA ESCLEROSIS MÚSLTIPLE SOBRE LA SEXUALIDAD

La pérdida de interés en las relaciones sexuales también puede deberse a factores psicológicos o al impacto familiar y social, asociados a los pacientes con EM, como:

  1. La depresión (que es más frecuente que otras enfermedades crónicas que provocan igual o peor discapacidad)
  2. La ansiedad y miedo al futuro
  3. Cambios en la autoimagen o percepción corporal, provocados por la discapacidad

¿QUÉ PUEDE HACER PARA MEJORAR LA SEXUALIDAD SI SUFRO DE EM?

Existen tratamientos para la disfunción eréctil en el varón. Hable con su neurólogo para conocer las distintas alternativas. También su urólogo puede recomendarle implantes inflables, etc..    
En relación a la mujer es importante la adecuada lubricación vaginal para  evitar la excesiva sequedad. Se pueden utilizar cremas solubles en agua. Se debería de evitar la vaselina ya que no es soluble en agua y puede favorecer las infecciones. También puede ser efectiva la utilización de vibradores  para aumentar el deseo sexual. 

Se deberá evaluar qué causas pueden estar produciendo la disfunción sexual. Si hay dolor o espasticidad, se tendrán que tratar de manera adecuada, sobre todo el aumento del tono muscular de la musculatura perineal que puede hacer la relación dolorosa. Habrá que evaluar los tratamientos. Algunos fármacos como antidepresivos o miorrelajantes pueden producir alteraciones en las relaciones sexuales y se tendrán que re-examinar los beneficios de estos tratamientos en comparación con sus efectos secundarios que están produciendo.  Se tendrán que manejar bien los problemas emocionales como la ansiedad y depresión ya que suelen desembocar en una falta de deseo sexual y esto a su vez genera importantes problemas en la relación con la pareja. 

Es muy importante comentar con la pareja estas dificultades y hablar con confianza de estos problemas con su neurólogo para que le pueda aconsejar que determinadas medidas y tratamientos se pueden aplicar, en cada caso.  La comunicación es la clave, no hay que tener miedo a expresar lo que se siente, mejorar las relaciones sexuales produce mejor calidad de vida. 

Dr. A. Yusta Izquierdo

Septiembre 2018